¿El coronavirus se puede transportar en la suela de los zapatos?

Hoy en día, la pandemia del coronavirus nos ha hecho cambiar de hábitos rotundamente: desde la limpieza hasta la forma de relacionarnos con el resto. Lo cierto es que la mayoría de las personas, al llegar a su casa, se quita la ropa y los zapatos, creyendo que el coronavirus puede quedar pegado a las suelas.

 

¿Cómo evitar que el covid-19 se adhiera a tus zapatos?

 

Al igual que otros virus responsables de las infecciones respiratorias, el virus se transmite especialmente por gotas de saliva expulsadas al toser, estornudar e incluso hablar. Una vez fuera del cuerpo, estas partículas flotan en el aire durante varios minutos, para terminar su viaje asentadas en superficies como el piso, mesas o puertas.

 

Esto significa que los virus se pueden adherir a las suelas de los zapatos cuando caminamos fuera de casa, y así como las billeteras, las llaves u otros artículos que se manipulan a diario, los zapatos deben recibir atención especial para que no se conviertan en un foco de infección por coronavirus.

 

Según el Grupo de Trabajo Multidisciplinario Para Hacer Frente al COVID-19, de la Universidad Federal de Río de Janeiro (UFRJ), lo primero que debe hacer es dejar de lado los zapatos antes de entrar a casa y dejarlos en la puerta. Se recomienda dejarlos en una caja al lado de la entrada, para que no se ensucien demasiado ni se contaminen de microorganismos. Otra forma de evitar que los zapatos se vuelvan foco de infección en tu hogar es desinfectándolos. Sólo mojá un paño con una mezcla de cloro con agua y pasalo por la suela del calzado.

 

Además, es esencial mantener limpia la casa y, si es posible, quitar las alfombras (que pueden guardar al virus tras el contacto con los zapatos).